Hambrunas , epidemias y sanidad

Sobre agricultores y ganaderos

El 14 de junio de 1877 Bernardino Torres Hernández, vecino de Guatiza de cincuenta y dos años, y uno de los mayores contribuyentes del municipio, hacía una exposición de la situación que vivían los agricultores y ganaderos:

…no tiene inconveniente en asegurar que ha sido total la pérdida de la presente cosecha, no solo por la sequía sufrida, sino también y principalmente por efecto de las generales y fuertes escarchas acompañadas de plagas de varias clases de devoradores insectos que en poco tiempo hicieron desaparecer las sementeras que aunque débiles, crecían e hicieron concebir esperanza de algún fruto; que comprometidos como se encuentran estos vecinos en fuerza de haber venido soportando una grande escacez durante los dos años inmediatos anteriores, teniéndome que desprenderse hasta de sus yuntas malbaratándolas o abandonándolas a la ejecución de apremios a préstamos con un veinte por ciento de aumento anual con unos gastos de garantías hipotecarias y todo para pagar las contribuciones del Estado que ejecutivamente se han exigido contra los más, no quedándoles otro recurso que los terrenos y las pobres chozas en que habitan, imposible considera que puedan hacer el pago de las contribuciones pertinentes al año económico próximo, y con seguridad habrán muchos que harán asimismo abandono de sus respectivas haciendas cuyo producto no les bastan para satisfacer sus propias cargas y continuarán alejándose de este país, huyendo del terrible lance de verse y ver a sus hijos desnudos y hambrientos, que podrán tentarles y empujarles a la comisión de hechos justiciables y criminales que han mirado siempre con horror.

La Comisión de Patriotas de Montevideo colabora con los organismos provinciales para socorrer a los vecinos de Lanzarote enviando, en 1878 y a través de Manuel Coll, veinticinco fanegas de maíz. Fue un año de mucha hambre en el que los lanzaroteños se vieron obligados a comer toda clase de hierbas.

La crisis del período de 1877/82 estuvo motivada por la sequía a la que se unió un descenso en el precio de la cochinilla. Para paliar el hambre y la miseria de los vecinos de la isla se tomaron algunas medidas desde otras islas como la iniciativa del Gobernador de abrir una suscripción provincial.

hambrunas

Mitigar el hambre

En 1901 la Junta de Socorro comunica que en el próximo buque que saliera de Las Palmas se enviaban para Teguise unos 4.500 kilos de maíz para distribuirlos entre los más necesitados; lo curioso del reparto es que en el comunicado se dice que de esa cantidad, 2.550 kilos se debían destinar para Guatiza y el resto para los demás pueblos del municipio. La protesta no se hizo esperar y se pudo comprobar que la solicitud para Guatiza la había hecho José María de León que tenía a su cargo la ayuda de parroquia de Guatiza. El reparto se llevó a cabo teniendo en cuenta el número de familias necesitadas de cada pueblo del municipio.

Plaga de langosta

En 1932 se denuncia la llegada de la langosta y el Gobierno Civil, de acuerdo con la Ley de Plagas de 21 de mayo de 1908, ordenó en marzo acotar los terrenos por haber aovado en ellos el insecto.

El ingeniero jefe de la Sección Agronómica de Las Palmas informaba que la langosta no había hecho mucho daño ya que se dedicó exclusivamente a la fecundación de la hembra y a la puesta de canutillos por parte de esta.

Este ingeniero detalló cómo era el proceso de reproducción de de la langosta:

Cada canutillo contiene alrededor de cien huevos y para formar un kilo de canutillos se necesitan unos 1.600. Un muchacho puede recoger en las zonas infestadas de 5 a 6 kilos lo que representa la destrucción de más de 600.000 huevos y por lo tanto 600.000 langostas.

Aclara el ingeniero que los lanzaroteños desconocen este proceso ya que otras veces, la langosta no ha tenido tiempo de sovar, ya que el viento la arrastró apenas llegó.

De acuerdo con el informe que recibe el ingeniero Francisco Guerra, se le dice que:

Sobre la amenaza que representa para este término la plaga de langosta, en donde, sin ser tan extensa como en otros municipios de la isla, hay algunos parajes como el barranco de GUASIA, a unos tres kilómetros por debajo de Guatiza, y falda de la montaña y volcán de HUIGUE, donde se ha reunido y fecundado. Aunque el tiempo no ha ayudado a causa de las lluvias que aquí hemos tenido, son varios los días en que se ha reunido al vecindario y recogido cantidad de alguna importancia aun con las dificultades de ser su suelo bastante rocoso.

El principal terreno infectado de langosta se encontraba en la zona conocida como “Muele molino” que lo sitúan en Barranco de Guacia y término de Guatiza, estando todo delimitado con banderolas.

Todos los hombres mayores de dieciséis años fueron citados para recoger los canutillos. Los cuarteles de personas trabajaron en la zona de Nazaret, Mozaga, Guatiza y Tahíche.

 

Extracto del libro:
Hambrunas, epidemias y sanidad en Lanzarote

Francisco Hernández Delgado – María Dolores Rodríguez Armas
Departamento de Cultura – Ayuntamiento de Teguise
Link a la publicación

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*